Nuestra

FILOSOFÍA

Torremolinos huele a mar, a moraga, a sardinas y espetos en la playa. Nuestro municipio lleva por bandera el mejor de los manjares gastronómicos como es el espeto. El espetar es un arte malagueño muy nuestro. Apoyamos que el espeto sea declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco y cuenta nuestro respaldo.

Nuestra

Misión

Con este concurso no sólo se pretende reconocer a los profesionales que se dedican a este arte de cocinar sino poner en valor y potenciar una forma tan nuestra de elaborar pescados y además propiciar un beneficio a Torremolinos por tener un evento como el Concurso de Espetos que pone en alza la gastronomía de Torremolinos.

Algo Diferente

Gourmet Edition

Esta edición especial, será más restringida para el público y se podrá acceder a ella mediante invitación. El aforo estará supeditado a lo máximo exigible por las autoridades, estimamos que será de unas 100 a 150 personas como máximo. La empresa certificadora Intedya, será la encargada de hacer cumplir todos los protocolos sanitarios exigidos por la ley.

Será una edición en la que se elegirá al mejor espetero de la Costa del Sol y en donde sólo se podrán presentar espeteros profesionales y serán sólo uno por cada una de los pueblos y ciudades que componen la Costa del Sol Oriental y Occidental, estos son:
Málaga, Torremolinos, Benalmadena, Fuengirola, Mijas, Marbella, Estepona, Manilva y Casares, Rincon de la Victoria, Velez Málaga, Algarrobo, Torrox y Nerja.

El lugar de realización será el Restaurante Casa Juan “Los Mellizos”, en La Carihuela de Torremolinos.
Dirección: Calle de San Ginés 20, 29620 Torremolinos, Málaga

foto-chiringuito-el-canarias
foto-chiringuito-la-carihuela

Descubre

NUESTRA HISTORIA

Este símbolo de la gastronomía sureña se remonta al siglo XIX. La provincia de Málaga vivía fundamentalmente de la pesca y las sardinas eran un alimento para las familias con pocos recursos gracias a su bajo precio. Los avances en el transporte convirtieron a Málaga en una zona turística y fue cuando Miguel Martínez Soler cambió el destino de la cocina malagueña. ‘Migué el de las sardinas’ abrió su bar ‘La gran parada’ en 1883 y comenzó a pinchar las sardinas en unas cañas y ponerlo en la arena junto al fuego.

Esta taberna atrajo a un gran número de personas y en 1885 el visitante de gala fue el rey Alfonso XII. El monarca se encontraba en Málaga tras una visita oficial en la comarca de la Axarquía tras un grave terremoto. Miguel Martínez sirvió un plato de espetos al rey y cuando se dispuso a comerlo con cubiertos, Miguel le interrumpió para avisarle de que se comía »con los deos». Miguel Martínez Soler se convirtió en el padre de los ‘espeteros’, una profesión que se traspasa de generación en generación.

Dirección

Calle De la Cruz nº 23,
29620 – Torremolinos

Teléfono

951 214 246
687 86 54 44

Email

cet@cetorremolinos.es
2020 Concursodeespetos.com. Todos los derechos reservados. Desarrollado por Art Studio